Oli del Raig: el aceite más intenso de Olirium

El sabor intenso y particular del aceite del Empordà es fruto del clima suave del Mediterráneo; de las tierras calcáreas y arcillosas a los pies del Montgrí, y del agresivo viento de La Tramunana. Todos estos elementos dan lugar a unos recios árboles de formas retorcidas y muchos de ellos centenarios que, seguramente, inspiraron a Dalí en sus obras más surrealistas.

Finca de Olirium

En la finca de Olirium, se cuidan al máximo la calidad de las aceitunas para obtener la mejor calidad en el aceite. El procesado del aceite, el control diario de las olivas y, lo más importante, la intensidad del sabor Olirium. Con el fin de conseguir todos los aromas posibles y reducir al máximo la acidez del producto, se mezclan olivos jóvenes con olivos centenarios. Sólo así se consigue que la acidez de Olirium no sobrepase nunca el 0,25%.

Los cuatro tipos de aceite que se cultivan en Olirium son mimados y cuidados al detalle. Aunque, si hubiera que escoger a uno de estos aceites para abanderar nuestra finca, ese es, sin duda, el Oli del Raig. Se trata de la variedad más selecta e inconfundible de la finca Olirium. Un auténtico zumo de oliva en el que, sólo hay un protagonista: La aceituna.

La elaboración del Oli del Raig

Se recolecta a primera hora de la mañana y sólo se prensa con el frío de la noche. El apelativo “del raig” (chorro) hace referencia a que este aceite no se filtra. Al no ser filtrado, el aceite mantiene micropartículas, su mayoría, adquiridas durante el proceso de prensado, que le dan un sabor especial. Así se tiene que envasar entre 48 y 72 horas después, justo cuando se termina su procesado.

oli-del-raig

Dado su proceso de elaboración, es un aceite menos translucido que el resto de variedades. Tiene un jugoso color verde que brilla una vez servido en el plato. En su degustación pueden saborearse todos matices y aromas de su procesado. Gusto afrutado, amargo, ligeramente picante, muy intenso y explosivo en sabor… ¡Una delicatesen si se unta con una rebanada de pan y una pizca de sal!

Los comentarios están cerrados.